La propuesta de valor en crowdfunding

Cuando se tiene una idea, es importante que pueda solucionar un problema existente. Pero, ¿es suficiente?
Si tu idea no tiene un valor diferencial, algo que la haga única, nadie apostará por ella.
¿Vemos cómo identificarlo?

Consultor de crowdfunding

Contenido del artículo

Actualizado el

26 de noviembre de 2020

Toda decisión en la vida es consecuencia de una propuesta de valor que la incentiva.

¿Por qué estás con tu pareja y no con otra persona?

¿Por qué compraste tu coche y no otro?

Podría seguir, pero cualquier pregunta podría obtener la misma respuesta:

«Porque tiene algo que no tiene el resto»

Pues ese «algo» es la propuesta de valor.

Por lo tanto, descifrarlo es la primera piedra a sortear en el proceso de planificación de tu campaña. Y de cualquier modelo de negocio.

¿Qué es la propuesta de valor?

La propuesta de valor es el valor diferencial con respecto al resto.

Será el incentivo por el que un mecenas apostaría y se involucraría por tu proyecto meses antes de recibirlo. El propósito de tu marca.

¿Nunca has oído que todos nacemos con un propósito en la vida?

Pues un proyecto no podría ser menos.

Hay que darle un propósito en la vida de los clientes, que solucione su problema o necesidad y le incremente las ganas de ser parte de él.

Una propuesta de valor es una solución súper vitaminada

Un servidor

Fases en el proceso de elección

Ya se conoce que la mente humana funciona, básicamente, con respecto a dos factores: Evitar el dolor y conseguir placer.

Entonces, podemos definir tres fases en el proceso de elección de la mente que llaman directamente a esos dos factores:

Problema o necesidad.

El cliente o mecenas tiene una necesidad por cubrir, un dolor que necesita reducir o eliminar.

Solución

El cliente o mecenas busca una solución a esa necesidad, que calme el dolor.

Propuesta de valor

Cuando ha encontrado la solución, necesita decidirse. Va buscando un elemento diferenciador. Sabe que si lo encuentra, disfrutará con la compra.

Por lo tanto, antes de definir la propuesta de valor hay que identificar un problema o necesidad del mercado.

Identificar el problema o necesidad de mercado

Supongo que si estás aquí es porque ya tienes una idea de negocio que soluciona algún problema y que quieres validar.

Sería inviable hacer un artículo que sirviera para todo el mundo. Hay miles de oportunidades ahí afuera. Infinidad de problemas o necesidades por cubrir.

Solo tienes que preguntarte: ¿Qué sabes hacer? ¿Con qué disfrutas más haciendo? ¿En qué tienes experiencia?

Cuando tengas una respuesta, puedes ir a foros de la temática e identificar dudas o inquietudes de personas reales, en Quora, por ejemplo.

Incluso puedes pensar en una necesidad que tengas tú mismo. Algo que necesitas que te haría la vida más fácil, o más ágil, o más inteligente… No sé. Pon en marcha tu imaginación.

Ofrecer una solución

Cuando hayas identificado una necesidad en el mercado, trata de ofrecer una solución.

Tan solo hay que buscar en San Google para ver si ya la están solucionando.

Puedes encontrarte con dos situaciones:

Que exista una solución, es decir, que haya competencia.

Que aún no exista.

Esto es peligroso, porque si no existe puede ser porque no sea una necesidad real, o que lo sea, pero que el mercado no esté dispuesto a pagar por ella.

Lo bueno del crowdfunding es que podrás validarlo. Te permitirá saber si es una solución a una necesidad real, y lo más importante, si el público objetivo está dispuesto a sacar la cartera.

¡Ojo! No inventes la rueda tampoco. La competencia es buena. Aprovéchate de ella.

Identificar la propuesta de valor

Ahora que ya tienes la solución a una necesidad. Hay que identificar la propuesta de valor. Como he dicho antes, ese elemento diferencial por el que tu público ideal se decantará por tu proyecto.

¿Qué puedes ofrecer para diferenciarte del resto?

Aunque la estrategia de diferenciación la veremos más adelante, es importante conocer qué es lo que más valora el mercado para este tipo de producto o servicio.

¿Valoran más el precio que la calidad? ¿Más el diseño que el precio?

Una vez identificado, piensa en ese elemento diferenciador que sea más valorado.

Si te encuentras en el primer documento del Canvas del crowdfunding, realiza este ejercicio como un borrador, como una base que moldearás más adelante cuando lleguemos a la estrategia de diferenciación.

No es tanto lo que ofreces, sino cómo lo ofreces

Lo que no se entiende no se compra.

Así de claro.

¿Cómo te iba a comprar una persona que no sabe si lo que ofreces le puede ayudar?

Explica tu propuesta de valor de manera breve, sencilla y concisa.

Hay muchas fórmulas que te ayudan a estructurar una propuesta de valor. Simplemente, trata de reflejar el beneficio del producto, de dejar claro para quién es, y sobre todo, introduce elementos motivadores que apunten a ese punto de dolor que venimos comentando.

¿Qué te parece más llamativo?:

«Ayudo a emprendedores a validar y financiar su idea de negocio mediante el crowdfunding»

o:

«Soluciones de asesoría en crowdfunding»

Pues eso.

Comunica tu propuesta de valor

En todos los sitios.

En tu web.

En tus vídeos.

En tus anuncios.

En tus emails.

Trata de comunicarlo siempre entendiendo que es una promesa inmóvil, que no cambia. Es la esencia de tu producto o servicio. Por eso no debes confundirla con un eslogan.

Para que te hagas una idea, una propuesta de valor dará pie a los diversos eslóganes de la marca.

¿Cómo saber si la propuesta de valor funciona?

Pregunta a familiares y amigos si la entienden. No se trata de que les guste o no (pueden no ser el público objetivo), sino de comprobar si la entienden.

Pregunta sin miedo a tu lista de contactos. Si no la tienes, empieza a construirla. Y pregunta. Aquí si es importante conocer si la valora, aparte de saber si la entienden.

Preguntando se va a Roma.

Es cierto que hasta que no lances la campaña no vas a comprobar, realmente, si funciona. Pero asegurarte de que tiene cierto interés en este punto del proyecto, será fundamental para acercarte a la propuesta de valor que de verdad valoran.

Durante la campaña, el feedback recibido por parte de los mecenas te ayudará a llegar a esa versión definitiva.

En fin. Como ves, vitaminar tu producto con una propuesta de valor será clave para convencer a los mecenas a apostar por él.

Es un ejercicio que, si o si, deberás ocupar en tu estrategia.

Así que, echa a volar tu imaginación y ofrece más de lo que podrían esperar.

¡A validar!

¿Te ha parecido interesante?

Si no lo compartes serás abducido por un dron alienígena

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Únete al Área 97

Centro de conocimiento del crowdfunding.

Aquí aprenderás herramientas y estrategias para tus campañas de crowdfunding. Además, cada viernes te enviaré los nuevos artículos en el Blog para que no te pierdas nada.
Y encima, gratis. ¡Increíble!

Responsable>> Rubén Rivas Lucas
Finalidad>> Suscribirte a la Newsletter
Legitimación>> Tu consentimiento
Destinatarios>> Tus datos los guarda ActiveCampaign, mi plataforma de email marketing, que está acogida al acuerdo de seguridad EU-US Privacy
Derechos>> Podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos si lo pides en hola@valeeda.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Go Crowd

Mi servicio de Consultoría «Gratis»

¿Lanzamos tu proyecto?